Frases y citas célebres de Buda

Ninguna dicha equivale a la paz del espíritu.

El hombre malo se deleita con la dicha, mientras el mal que ha hecho no llega a la madurez. Pero tan pronto como llegue, la desgracia se abatirá sobre él.

Hasta los dioses envidian a aquellos que son despiertos: no son olvidadizos, se dan a la meditación, son sabios, y se deleitan en el sosiego del alejamiento del mundo.

Si pudiéramos ver el milagro de una flor claramente, nuestra vida entera cambiaría.

Persevera en tu empeño y hallarás lo que buscas; prosigue tu fin sin desviarte y alcanzarás tu empeño; combate con energía y vencerás.

La sinceridad no es el privilegio de los que yacen en la servidumbre del odio y del deseo.

El yo engendra egoísmo. No hay ningún mal que no proceda del yo. No hay ninguna injusticia que no sea un producto de la afirmación del yo.

El yo es el principio del odio, de la iniquidad, de la calumnia, de la impudicia, de la indecencia, del robo y de la estafa, de la opresión y de la efusión de sangre.

Buda

Religiosa hindú

Frase aleatoria

Hasta los dioses envidian a aquellos que son despiertos: no son olvidadizos, se dan a la meditación, son sabios, y se deleitan en el sosiego del alejamiento del mundo.

-- Buda