Frases y citas célebres de Henry Wadsworth Longfellow

No habléis nunca de un afecto malgastado. Un afecto jamás fue baldío.

Muchos triunfarían en cosas modestas, si no estuvieran obsesionados por grandes ambiciones.

Un crítico novato es como un niño con escopeta: a menudo dispara sobre todo ser viviente que ve, pensando en su puntería y no en el dolor que causa.

Muchas veces podemos aprender más de los errores que de los aciertos.

Lo que el escritor pide al lector no es tanto su beneplácito sino su atención.

Se tarda menos en hacer una cosa bien que en explicar por qué se hizo mal.

En este mundo un hombre debe ser o yunque o martillo.

Después del amor, lo más dulce es el odio.

Henry Wadsworth Longfellow

(1807-1882) Poeta estadounidense

Frase aleatoria

Un crítico novato es como un niño con escopeta: a menudo dispara sobre todo ser viviente que ve, pensando en su puntería y no en el dolor que causa.

-- Henry Wadsworth Longfellow