Frases y citas célebres de Miguel de Cervantes Saavedra

Las mujeres amantes, castas esposas y madres sin reproche, conservan en el fondo del corazón tesoros de indulgencia.

De gente bien nacida es agradecer los beneficios que reciben y uno de los pecados que más ofenden a Dios es la ingratitud.

La ingratitud es hija de la soberbia.

El que no puede ser agraviado, no puede agraviar a nadie.

Que es como quien predica a los herejes en sus vanos errores obstinados.

Porque al tahúr no le dura / mucho tiempo la alegría / y el que de naipes se fía / tiene al quitar la ventura.

Las lágrimas de una afligida hermosura vuelven en algodón los riscos, y los tigres en ovejas.

… Se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio.

Miguel de Cervantes Saavedra

(1547-1616) Escritor español

Frase aleatoria

Es querer atar las lenguas de los maledicentes lo mismo que querer poner puertas al campo.

-- Miguel de Cervantes Saavedra